Derecho de familia, matrimonial y sucesorio

¿Tendremos derecho a una prestación compensatoria en caso de divorcio?

22/05/2017

 

Para saber si tenemos derecho a una prestación compensatoria en caso de divorcio deberemos tener en cuenta:

 

  1. La situación económica de cada uno de los cónyuges una vez liquidado el régimen económico matrimonial.
  2. La realización de tareas familiares u otras decisiones tomadas en interés de la familia durante la convivencia, si eso ha reducido la capacidad de uno de los cónyuges para obtener ingresos.
  3. Las perspectivas económicas previsibles de los cónyuges, teniendo en cuenta su edad y estado de salud y la forma en que se atribuye la guarda de los hijos comunes.
  4. La duración de la convivencia.
  5. Los nuevos gastos del deudor o cónyuge que debería pagarla.

 

La finalidad de la prestación compensatoria es la readaptación del cónyuge acreedor a la vida activa como consecuencia de las desmejoras económicas derivadas del divorcio y a la pérdida de oportunidades laborables experimentada a causa de éste.

 

La prestación compensatoria no se concibe como una garantía de sostenimiento vital por parte de quien fue nuestro cónyuge, ni como un derecho automático a una prestación económica permanente.

 

Se entiende en estos casos que cada uno de los cónyuges debe ser capaz de mantenerse por si mismo y que tras la disolución del vínculo matrimonial el menos favorecido debe actuar en forma proactiva para adquirir bienes propios que permitan su digna sustentación sin quedar sujeto a la permanente dependencia del otro y el mantenido durante el matrimonio.

 

Para que la pensión sea reconocida es preciso que conste la existencia de un desequilibrio económico entre los cónyuges tras la ruptura del matrimonio, desequilibrio que deberá tener su causa precisamente en ésta. Para ello será necesario comparar la situación económica de quien la reclama tras la ruptura con la que disfrutaba durante el matrimonio así como que el cónyuge reclamante lo sufra en mayor medida que el obligado, es decir que se produzca un desequilibrio entre ambos, resultando uno de ellos más perjudicado que el otro.

 

Así pues tendremos derecho a la prestación económica siempre que la situación económica de uno de los cónyuges, como consecuencia de la ruptura de la convivencia, resulte más perjudicada que la del otro; dicha prestación no deberá exceder el nivel de vida que se tenía durante el matrimonio, ni el que pueda tener el cónyuge obligado al pago teniendo en cuenta el derecho de alimentos de los hijos, que es prioritario.



volver atrás

NOTICIAS RECIENTES

¿Tendremos derecho a una prestación compensatoria en caso de divorcio?

¿Tienen derecho los abuelos a ver a sus nietos en caso de separación o divorcio de los padres?

Se otorga el uso del domicilio familiar a la esposa aunque los hijos son mayores de edad e independientes económicamente

La convivencia con la nueva pareja sentimental rebaja la pensión de alimentos

El Alto Tribunal Catalán reconoce la validez de los pactos prematrimoniales

El testamento resultó válido aunque se había otorgado durante la incapacitación

Herederas por no asistir espiritualmente al testador

La compraventa ante notario puede ser declarada nula

La pensión compensatoria puede extinguirse si mejora la situación de quien la recibe

La casa era de los dos aunque la esposa no pagó la hipoteca

El derecho de propiedad prevalece sobre el derecho de familia

La reforma del proceso canónico de nulidad matrimonial eclesiástica

Están a la orden del día las modificaciones de sentencia de divorcio

¿Si vuelvo a casarme pierdo la pensión de viudedad?

¿Mi pareja tiene derecho a pensión de viudedad?

Mi cónyuge o pareja está pensando en adoptar a mi hijo ¿es posible?

Funciones y obligaciones del tutor en las declaraciones de incapacidad

¿A qué nos referimos cuando hablamos de autotutela?

¿Quién puede ser nombrado tutor del incapacitado?

Podremos empezar a trabajar más tarde si acompañamos a nuestro hijo a la guardería

Convenio entre España y Andorra para evitar la doble imposición y prevenir la evasión fiscal

La incapacitación judicial de personas mayores

La venta de un inmueble no conlleva siempre pago de plusvalía

¿En qué se diferencia el tutor del curador del incapacitado?

¿Puede el deseo de los hijos modificar su guarda y custodia?