Derecho de familia, matrimonial y sucesorio

¿Mi pareja tiene derecho a pensión de viudedad?

17/03/2016

 

 

La pensión de viudedad es una prestación contributiva de la Seguridad Social a la que tenemos derecho cuando nuestro cónyuge o pareja ha fallecido, siempre y cuando concurran los requisitos exigidos por la legislación vigente.

 

La pensión de viudedad tiene por objeto cubrir las necesidades económicas del beneficiario en caso de que se produzca el fallecimiento de la persona que origina la prestación. Tiene como objeto evitar la desprotección en la unidad familiar si el familiar era el único o el principal generador de rentas en la misma.

 

En el caso de las parejas de hecho, aún se atiende más directamente al perjuicio económico, ya que aquí, junto a otros requisitos, se requiere la demostración del estado de necesidad de la pareja que sobrevive a través de la prueba de la dependencia económica previa. 

 

 

La persona fallecida causará una pensión de viudedad para su cónyuge o pareja de hecho si:

 

 

1.     Se encontraba dado de alta en el régimen general o en una situación asimilada, siempre que hubiera cotizado ininterrumpidamente al menos 500 días en los 5 años anteriores. Si ya no estaba de alta, debería tener un período mínimo de cotización de 15 años.

 

2.     No se exige periodo mínimo de cotización si el fallecimiento ha sido por accidente, de trabajo o no, o por enfermedad profesional.

 

3.     Era perceptor de una pensión de jubilación contributiva, o tenía derecho a ella en el momento de fallecer sin haberla solicitado.

 

4.     Era pensionista por una incapacidad permanente.

 

5.     Tenía derecho al subsidio por incapacidad permanente, riesgo durante el embarazo, maternidad, paternidad o riesgo durante la lactancia y cumplía el periodo de cotización necesario en esos casos.

 

6.     Si el fallecimiento deriva del padecimiento de una enfermedad común anterior al matrimonio se requerirá que el matrimonio se haya celebrado por lo menos con un año de antelación a la fecha del fallecimiento o a la existencia de hijos comunes. 

 

 

¿Qué ocurre en caso de separación o divorcio o nulidad matrimonial?

 

En los casos de separación o divorcio, el derecho a la pensión de viudedad corresponderá a quien, reuniendo los requisitos anteriormente detallados, sea o haya sido cónyuge legítimo, siempre que:

  1. no se haya contraído nuevas nupcias o
  2. no se haya constituido una pareja de hecho.

 

Si ,a consecuencia del divorcio anterior, existe una concurrencia de beneficiarios con derecho a pensión, ésta será reconocida en cuantía proporcional al tiempo vivido por cada uno de ellos con el fallecido, garantizándose, en todo caso, el 40% a favor del cónyuge superviviente o, en su caso, de la pareja de hecho que conviva con el causante en el momento del fallecimiento y resulte beneficiaria de la pensión de viudedad.

 

En caso de nulidad matrimonial, el derecho a la pensión de viudedad corresponderá al superviviente al que se le haya reconocido el derecho a una indemnización siempre que:

  1. no se haya contraído nuevas nupcias o
  2. no se haya constituido una pareja de hecho

 

En estos casos la pensión de viudedad será reconocida en cuantía proporcional al tiempo vivido con el causante, sin perjuicio de los límites que puedan resultar por la concurrencia de varios beneficiarios.

 

 

Tendremos derecho a pensión de viudedad si:

 

a)     Éramos cónyuge del fallecido al tiempo de su muerte.

 

b)     Estábamos divorciado/a o separado/a judicialmente del fallecido percibiendo una pensión compensatoria que se extingue con el fallecimiento.

 

c)     Desde el 1 de enero de 2013 tienen derecho a pensión de viudedad los mayores de 65 años que no tenga derecho a tener otra pensión y cuyo matrimonio haya tenido una duración de más de 15 años.

 

d)     Éramos pareja de hecho del fallecido y podemos acreditar que los ingresos del sobreviviente durante el año natural anterior al fallecimiento no han debido alcanzar el 50% de la suma de los propios más los del fallecido, o el 25% en el caso de inexistencia de hijos comunes con derecho a pensión de orfandad

 

También se reconocerá derecho a pensión de viudedad cuando los ingresos del sobreviviente resulten inferiores a 1,5 veces el importe del salario mínimo interprofesional vigente en el momento del hecho causante, requisito que deberá concurrir tanto en el momento del hecho causante de la prestación, como durante el período de su percepción.

 

El límite indicado se incrementará en 0,5 veces la cuantía del salario mínimo interprofesional vigente por cada hijo común con derecho a la pensión de orfandad que conviva con el sobreviviente.

 

Se considerarán como ingresos, los rendimientos de trabajo y de capital así como los de carácter patrimonial, en los términos en que son computados para el reconocimiento de los complementos para mínimos de pensiones.

 

 

¿Cuándo se considera pareja de hecho para poder percibir la pensión de viudedad?

 

A efectos de la Seguridad social, se considera pareja de hecho la constituida, con análoga relación de afectividad a la conyugal, por quienes, no hallándose impedidos para contraer matrimonio, no tengan vínculo matrimonial con otra persona y acrediten, mediante el correspondiente certificado de empadronamiento, una convivencia estable y notoria con carácter inmediato al fallecimiento del causante y con una duración ininterrumpida superior a 5 años.

 

La existencia de pareja de hecho debe ser acreditada mediante:

  1. certificación de la inscripción en alguno de los registros específicos existentes en las comunidades autónomas o ayuntamientos del lugar de residencia o
  2. mediante documento público en el que conste la constitución de dicha pareja.

 

En cualquiera de los casos la formalización deberá haber sido con una antelación mínima de dos años con respecto a la fecha del fallecimiento del causante.

 

En las comunidades autónomas con Derecho Civil propio, cumpliéndose el requisito de convivencia a que se refiere el párrafo anterior, la consideración de pareja de hecho y su acreditación se llevará a cabo conforme a lo que establezca su legislación específica.

 

Conforme a la legislación catalana vigente, dos personas que conviven en una comunidad de vida análoga a la matrimonial se consideran pareja estable en cualquiera de los siguientes casos:

  1. Si la convivencia dura más de 2 años ininterrumpidos
  2. Si durante la convivencia, tienen un hijo común
  3. Si formalizan la relación en escritura pública

 



volver atrás

NOTICIAS RECIENTES

¿Tendremos derecho a una prestación compensatoria en caso de divorcio?

¿Tienen derecho los abuelos a ver a sus nietos en caso de separación o divorcio de los padres?

Se otorga el uso del domicilio familiar a la esposa aunque los hijos son mayores de edad e independientes económicamente

La convivencia con la nueva pareja sentimental rebaja la pensión de alimentos

El Alto Tribunal Catalán reconoce la validez de los pactos prematrimoniales

El testamento resultó válido aunque se había otorgado durante la incapacitación

Herederas por no asistir espiritualmente al testador

La compraventa ante notario puede ser declarada nula

La pensión compensatoria puede extinguirse si mejora la situación de quien la recibe

La casa era de los dos aunque la esposa no pagó la hipoteca

El derecho de propiedad prevalece sobre el derecho de familia

La reforma del proceso canónico de nulidad matrimonial eclesiástica

Están a la orden del día las modificaciones de sentencia de divorcio

¿Si vuelvo a casarme pierdo la pensión de viudedad?

¿Mi pareja tiene derecho a pensión de viudedad?

Mi cónyuge o pareja está pensando en adoptar a mi hijo ¿es posible?

Funciones y obligaciones del tutor en las declaraciones de incapacidad

¿A qué nos referimos cuando hablamos de autotutela?

¿Quién puede ser nombrado tutor del incapacitado?

Podremos empezar a trabajar más tarde si acompañamos a nuestro hijo a la guardería

Convenio entre España y Andorra para evitar la doble imposición y prevenir la evasión fiscal

La incapacitación judicial de personas mayores

La venta de un inmueble no conlleva siempre pago de plusvalía

¿En qué se diferencia el tutor del curador del incapacitado?

¿Puede el deseo de los hijos modificar su guarda y custodia?