Derecho de familia, matrimonial y sucesorio

La casa era de los dos aunque la esposa no pagó la hipoteca

02/06/2016

 

Después del divorcio Cristina interpuso una demanda solicitando la extinción del condominio sobre una vivienda comprada por ambos esposos durante el matrimonio, así como su venta y posterior reparto del precio obtenido entre los dos.

 

José, el exmarido, no estando de acuerdo pidió se declarase la nulidad de la escritura de compraventa de la finca y se le reconociese la titularidad exclusiva de la citada propiedad, porque era él quien había abonado la totalidad del precio.

 

Según José había existido una simulación absoluta de compraventa por cuanto Cristina no había realizado el pago de la parte del precio a que estaba obligada. Sin embargo, esta simulación a la que él hace referencia, según el Alto Tribunal es algo bien distinto pues tan solo existirá, cuando falte la causa del contrato.

 

En el presente caso, el Tribunal Supremo señaló que no había duda alguna acerca de la existencia del contrato de compraventa que había sido firmado ante notario y en el que ambos aparecían como compradores. El hecho de que el precio se hubiera satisfecho por uno sólo de los compradores no podía determinar simulación y consiguiente nulidad en cuanto a la compra del otro, sin perjuicio de las relaciones particulares entre los mismos.

 

La Sentencia declara que la simulación únicamente tiene lugar cuando las partes formalizan un contrato con el propósito de crear una apariencia de su existencia, pero sin voluntad de celebrarlo, de manera que la apariencia formal no se corresponde con la situación real. En estos casos se crea una apariencia de un contrato, pero, en verdad, no se desea que nazca y tenga vida jurídica, por lo que, al ser falsa la causa expresada y no existir otra verdadera y lícita, falta la causa, dando lugar a la nulidad del negocio.

 

Por otro lado, José no afirmaba la existencia inicial de simulación, sino que ésta vendría dada posteriormente por el hecho de que su mujer, durante el matrimonio, no pagó su parte del precio, tratándose en consecuencia de una situación sobrevenida que no afectaría en sí a la voluntad de comprar la vivienda durante el matrimonio.

 

Finalmente el Tribunal Supremo, en su Sentencia, entiende que no existe simulación en la compraventa, por lo que declarada la extinción del condominio (división de la cosa común) de la vivienda, se procede a su venta y posterior reparto por mitad del beneficio obtenido.



volver atrás

NOTICIAS RECIENTES

¿Tendremos derecho a una prestación compensatoria en caso de divorcio?

¿Tienen derecho los abuelos a ver a sus nietos en caso de separación o divorcio de los padres?

Se otorga el uso del domicilio familiar a la esposa aunque los hijos son mayores de edad e independientes económicamente

La convivencia con la nueva pareja sentimental rebaja la pensión de alimentos

El Alto Tribunal Catalán reconoce la validez de los pactos prematrimoniales

El testamento resultó válido aunque se había otorgado durante la incapacitación

Herederas por no asistir espiritualmente al testador

La compraventa ante notario puede ser declarada nula

La pensión compensatoria puede extinguirse si mejora la situación de quien la recibe

La casa era de los dos aunque la esposa no pagó la hipoteca

El derecho de propiedad prevalece sobre el derecho de familia

La reforma del proceso canónico de nulidad matrimonial eclesiástica

Están a la orden del día las modificaciones de sentencia de divorcio

¿Si vuelvo a casarme pierdo la pensión de viudedad?

¿Mi pareja tiene derecho a pensión de viudedad?

Mi cónyuge o pareja está pensando en adoptar a mi hijo ¿es posible?

Funciones y obligaciones del tutor en las declaraciones de incapacidad

¿A qué nos referimos cuando hablamos de autotutela?

¿Quién puede ser nombrado tutor del incapacitado?

Podremos empezar a trabajar más tarde si acompañamos a nuestro hijo a la guardería

Convenio entre España y Andorra para evitar la doble imposición y prevenir la evasión fiscal

La incapacitación judicial de personas mayores

La venta de un inmueble no conlleva siempre pago de plusvalía

¿En qué se diferencia el tutor del curador del incapacitado?

¿Puede el deseo de los hijos modificar su guarda y custodia?